miércoles, 16 de diciembre de 2009

viernes, 20 de noviembre de 2009

Declaración y deslinde de Eric Marváz

La Editorial Independiente Verso Destierro fue creada en 2004 para la difusión de poetas actuales, con más de 100 títulos publicados a la fecha en ocho diferentes colecciones, y que ha logrado consolidar diversos proyectos autónomos de poesía en México, como es el Encuentro Nacional de Poesía Independiente y sus editoriales, donde participaron más de 160 poetas y 62 proyectos nacionales, así como la antología coeditada por 42 editoriales independientes, 40 Barcos de Guerra; los Miércoles Itinerantes de Poesía en Voz Alta, que han reunido a más de 600 poetas; el Torneo de Poesía (Adversario en el cuadriláterO), fundado en el 2007, así como la reciente creación del I Premio Latinoamericano de Poesía Transgresora Verso Destierro 2011. Por medio de la presente la Editorial manifiesta los siguientes puntos:

1. Verso Destierro es una editorial y promotora de poesía que ha cumplido cabalmente con todos sus proyectos, y que a la fecha ha promovido a más de un millar de poetas mexicanos, sin requerirles ninguna cuota para participar en la revista del mismo nombre, lecturas, en los concursos, blogs o en el Torneo de Poesía Adversario en el cuadriláterO, el cual no tiene costo alguno ni para los poetas ni para los asistentes al mismo.

2. El ingreso monetario de la editorial está sustentado en la venta y promoción de libros, principalmente de mano en mano en la calle y diversos establecimientos de la ciudad, o durante las fases del Torneo de Poesía, a través de la “Librarrera”, personaje creado por la editorial para promover entre el público asistente, libros de poesía a muy bajo costo.

3. Manifestamos que la editorial más que estar interesada en crear montos económicos para poetas, es su principal interés crear un reconocimiento público para el oficio de la poesía.

4. La intención primordial de la Editorial es promover la lectura de poesía y generar nuevos públicos.

5. La editorial y promotora Verso Destierro creó el Torneo de Poesía —del cual es Fundadora— NO para agredir a ningún otro proyecto literario.

6. El número de registro del Torneo de Poesía es 03-2010-04271243300-14.

7. Los jurados del Torneo de Poesía se seleccionan de diferentes sectores y diversos círculos o grupos, para conformar así un marco amplio de criterios, y no un solo punto de vista.

8. Los convenios de edición que Verso Destierro genera con sus autores son con el fin de promover y difundir su obra, con presentaciones, recitales, entrevistas en radio y todo vínculo posible de promoción para su trabajo.

9. Aclaramos que los directores de la editorial son Adriana Tafoya y Andrés Cisneros de la Cruz, y que bajo ninguna circunstancia se dirijan con el señor Eric René Martínez Vázquez, conocido como Eric Marváz, para contratar, organizar o gestionar cualquier actividad editorial o cultural; la Editorial Verso Destierro no se hace responsable de ningún trato que esta persona haya realizado a nombre de la editorial Verso Destierro.

10. El señor Eric René Martínez Vázquez (alias Marváz) no trabaja ni ha trabajado en la Editorial Verso Destierro, y sólo fue colaborador voluntario, sin pedir ningún tipo de pago. En el año 2008 se acercó a la editorial con la intención de aprender y en un futuro poder unirse al proyecto, cosa que no se llevó acabo. Ese año fungió como réferi del Torneo de Poesía, y la única relevancia que tuvo con Verso Destierro fue su donación de bolsas de café para el Encuentro de Poesía Independiente y sus editoriales, ese mismo año. A finales del mismo 2008 las relaciones con él fueron concluidas.

11. Verso Destierro ratifica que el señor Eric René Martínez Vázquez no está relacionado con la Editorial Verso Destierro y que de ningún modo tiene representación alguna en nuestra editorial para realizar trámites de ninguna índole. Cualquier intento de realizar ediciones o cualquier actividad a nombre de Verso Destierro, favor de reportarlo, ya que la editorial no se hace responsable de cualquier trato que esta persona realice dentro del mundo editorial, así como en la promoción cultural.

12. El señor Eric Marváz a través de diversos proyectos ha emprendido una campaña de desprestigio contra la Editorial Verso Destierro, por lo cual los invitamos a conocer nuestro proyecto de primera mano para evitar la distorsión o tergiversación de nuestro trabajo.

13. El reconocimiento que ha logrado la editorial y promotora de poesía, Verso Destierro, se ha ganado con trabajo, con mérito propio, y con el cumplimiento de todos los proyectos que dirige de manera autónoma, así como con el profesionalismo en todas las áreas en que los desarrolla, y no por el favor ni influencia de ningún tipo.

Para cualquier duda o acercamiento, quedamos a sus órdenes.

Atentamente

Adriana Tafoya y Andrés Cisneros de la Cruz

Editores de VersodestierrO

www.versodestierro.com

lunes, 9 de noviembre de 2009

Programa de literatura del Festival Internacional de Puebla

VIERNES 13 DE NOVIEMBRE


Quinto Panel de Escritores.
Tema:¿La novela ha muerto?
Eduardo Montagner, Fritz Glockner, Jaime Mesa, Esperanza Toral, Gabriel Wolfson.
Viernes 13 de noviembre
11:00 horas
Casa del Escritor

Homenaje a Maria Luisa “La China” Mendoza
René Avilés Fabila, Eve Gil, Roberto Martínez Garcilazo, Felipe Galván y Mario Alberto Mejía.
Viernes 13 de noviembre
13:00 horas
Sala José Luis Rodríguez Alconedo

Mesa: “Los editores tienen la palabra”
Adriana Tafoya (Versodestierro), Gregorio Cervantes (Crítica), José Carlos Blázquez (FFyL/BUAP), Marisol Schulz (Santillana), Ricardo Escárcega (UIA/Puebla), Víctor Baca (Cuadrivio), Víctor Rojas (El Errante), Jaime Mesa (SC)
Viernes 13 de noviembre
15:00 horas Casa del Escritor, Puebla.

Presentación del libro “Tallado en silencio” de Gina Lizeth
Enrique de Jesús Pimentel, Conrado Zepeda y Gina Lizeth.
Viernes 13 de noviembre
18:00 horas Casa del Escritor.

jueves, 29 de octubre de 2009

Encuentro de Poetas y Narradores Max Rojas

4° ENCUENTRO DE POETAS Y NARRADORES EN IZTACALCO “MAX ROJAS” 2009
ESTE AÑO RINDIENDO HOMENAJE A LA POETA DOLORES CASTRO


30 de octubre
CASA DE CULTURA AMALIA SOLÓRZANO

18:00HRS.
Balam Rodrigo
Adriana Tafoya
Mónica González
Benjamín Morales Moreno
Juan Carlos “C”
Marco Villavicencio
Raz Bird
Alfonso Guillén de la Vega
Refugio Pereida
Pedro Emiliano
Raúl Pérez González
Julio de la Peña Flores

6 de noviembre
CASA DE LA CULTURA “7 BARRIOS”
18:00 HRS.
Víctor Sosa
Andrés Cisneros de la Cruz
Juan Carlos Valdovinos
Israel Miranda
Mónica Gameros
Christopher Albardán
César Alian Cajero Sánchez
Estephani Granda Lamadrid
Elva Cruz Durán
Jesús Ortega “Tlaculinatzin”
Roberto León
Hortensia Carrasco


13 de noviembre
AUDITORIO DELEGACIONAL
18:00 HRS.
Dolores Castro
Max Rojas
José Francisco Conde Ortega
María cruz
Leticia Luna
Inés Parra
Jesús Francisco Conde
Guadalupe Galván
Manuel Becerra Salazar
Enrique Soria.


SEDES:
Casa de cultura Amalia Solórzano (30 de oct. 18:00 hrs.)
Playa Rosarito y Playa Icacos s/n, col. Barrio Santiago.
¿Cómo llegar? Por Metro: línea 2, Metro villa de cortés; tomar pesero de Villa de Cortés- Prepa 2. bajarse en la esquina de playa Rosarito y Playa Icacos. Los deja en frente de la casa de cultura. Por línea 8, Metro Iztacalco. (Que es la más fácil)Tomar el pesero que va rumbo a Metro Villa de Cortés, bajarse en la esquina de Playa Rosarito y Playa Icacos. Los deja en frente de la casa de cultura.

Casa de Cultura 7 Barrios (6 de nov. 18:00hrs)
Calle San Miguel Esquina Juárez, col. Barrio La Asunción. Sobre Calzada la Viga y Av. Santiago.
¿Cómo llegar? Por Metro: línea 2, Metro Xola, tomar el microbús ruta 10 Xola-Paseos, bajarse pasando la vida, los deja enfrente.
En auto, sobre Calzada la Viga y Santiago, dar vuelta en los portales.

Auditorio Delegacional (13 de nov. 18:00hrs)
Río Churubusco y Av. Té s/n col. Gabriel Ramos Millán. Dentro de las Instalaciones del la Dlegación. ¿Cómo llegar? Metros que quedan cerca: Coyuya ( línea 8) y parada del Metrobus: Iztacalco (línea 2 Tacubaya-Tepalcates)

domingo, 11 de octubre de 2009

jueves, 24 de septiembre de 2009

jueves, 16 de julio de 2009

Nuevo poemario

Recién salido de la caba poética, esta selección de Adriana Tafoya, que incluye una serie de sus poemas más provocativos, la presenta en edición especial, el poeta y editor Mario Islasáinz que ha emprendido la dura tarea de compendiar, en una colección, a 50 poetas que desde su punto de vista editorial dan frescura a la poesía mexicana actual.




Ediciones Pasto Verde
Den click para ver el blog del Celta Miserable

De gira por Oaxca

Adriana Tafoya presente en Hacedores de la palabra


domingo, 12 de julio de 2009

Adriana Tafoya en Acapulco

*
*



17 y 18 de JULIO
ACAPULCO, GUERRERO

Viernes 17 de julio
14:00 hrs. INAUGURACIÓN

14:20 hrs. Lectura de narrativa
Sede: Casona de Juárez
Carlos Velázquez
Norma Quevedo
Franco Félix
Alonso Guzmán
Maribel Castorena
Modera: Iris García

Ø 15:30 hrs. Lectura de poesía
Sede: Casona de Juárez
Adriana Tafoya
Alí Calderón
Hugo Plascencia
José Manchégora
Emilio Frosel
Cecilia Juárez
Modera: Carlos Ortiz

Ø 17:00 hrs. Mesa de análisis sobre narrativa joven
Sede: Casona de Juárez
Daniel Espartaco
Iris García
Gabriela Conde
René López Villamar
Modera: Gabriel Brito

Ø 18:30 hrs. Presentación del libro La biblia vaquera
Sede: Casona de Juárez
Autor: Carlos Velázquez
Comentan: Ángel Carlos Sánchez, Paúl Medrano y Jorge Mendoza
Modera: Edgar Pérez

Ø 19:30 hrs. Lectura de poesía
Sede: Casona de Juárez
Leonardo Martínez
Maricela Guerrero
Iván cruz
Eric Escobedo
Carlos Cabrera
Modera: Úlber Sánchez

Ø 21:30 hrs. Lectura de narrativa
Sede: Bar del Puerto
Laura Zuñiga
Gabriela Conde
Daniel Espartaco
Franco Félix
Mauricio Salvador
Modera: Salvador Calva

Ø 22:30 hrs. Lectura de poesía
Sede: Bar del Puerto
Luis Paniagua
Andrés Cisneros
Jaír Cortés
César Silva
Rodrigo Castillo
Modera: Jesús Bartolo

Ø 23:30 hrs. Lectura de poesía
Sede: Bar del Puerto
Oscar David
Saúl Ordóñez
Karen Villeda
Sergio Loo
Benjamín Morales
Modera: Ángel Carlos Sánchez

Sábado 18 de julio
Ø 12:00 hrs. Presentación de revistas:
Sede: Casona de Juárez
Rodrigo Castillo (Tierra Adentro)
Benjamín Morales (Viento en Vela)
Sergio Loo (Oráculo)
Modera: Antonio Salinas

Ø 13:00 hrs. Lectura de narrativa y ensayo:
Sede: Casona de Juárez
Salvador Calva
Mauricio Salvador
Laura Zuñiga
René Rueda
Jorge Mendoza
Modera: Norma Quevedo

Ø 14:00 hrs. Presentación del libro Todas estas puertas
Sede: Casona de Juárez
Autora: Amaranta Caballero
Comentan: Jesús Bartolo y Carlos F. Ortiz
Modera: Juan Luis Nutte

Ø 16:30 hrs. Charla de Yuri Herrera
Sede: Casona de Juárez

Ø 17:30 hrs. Lectura de poesía
Sede: Casona de Juárez
Ulber Sánchez
Maricela Guerrero
Oscar David López
Saúl Ordóñez
Karen Villeda
Estefani Granda Lamadrid
Modera: Eric Escobedo

Ø 18:30 hrs. Mesa de análisis sobre poesía joven
Sede: Casona de Juárez
Jaír Cortés
Andrés Cisneros de la Cruz
Luis Paniagua
Modera: René Rueda

Ø 20:00 hrs. Presentación de la novela Los esclavos
Sede: Casona de Juárez
Autor: Alberto Chimal
Comentan: Juan Luis Nutte, Magali Velasco y Edgar Omar Avilés
Modera: Edgar Pérez
21:00 hrs. CLAUSURA
Sede: Casona de Juárez

Ø 22:00 hrs. Lectura de narrativa:
Sede: Bar del Puerto
Edgar Pérez
Iris Cuevas
René López Villamar
Alonso Guzmán
Salvador Calva
René Rueda
Edgar Omar Avilés
Maribel Castorena

Ø 23:30 hrs. Lectura de poesía:
Amaranta Caballero
Alí Calderon
Adriana Tafoya
Gabriel Brito
Iván Cruz
Ulber Sánchez
Jesús Bartolo

Ø 24:00 hrs. Lectura de poesía:
Estefani Granda Lamadrid
Carlos Cabrera
Ángel Carlos
Carlos Ortiz
Cecilia Juárez
José Manchegora
Antonio Salinas
Hugo Plascencia
Emilio Frosel
Leonardo Martínez

jueves, 9 de julio de 2009

Transversa (de Gema Santamaría)

Adriana Tafoya y Gema Santamaría durante la visita de la poeta nicaragüense a la Ciudad de México.


Texto escrito por Adriana Tafoya para la presentación del poemario

Empiezo con la pregunta que hace Chantal Maillard, filósofa pura y poeta:
“¿Y donde está escondido tu tesoro, Hainuwele?»me pregunta, burlona, la más anciana del poblado. Se refiere, lo sé, a lo que siempre buscan los hombres cuando vuelven del combate”


Este camino de transición que han sido los tres poemarios de Gema Santamaría (Piel de poesía, Antídoto para una mujer trágica y ahora Transversa) va formando una personalidad, y en este caso delinea también el carácter y perfil de la poeta. Antes de entrar en la profundidad de los versos invito a una reflexión, aunque breve, importante para comprender el trabajo poético de Gema:

El carácter femenino si es que lo hay, porque normalmente durante toda la historia lo que predomina son sus roles o modelos temperamentales —diría Carl Jung, el ánima— que muchos han asociado con la diosa blanca, de Robert Graves, es “el ideal de mujer”: la figura etérea que está marcada en el absoluto histórico de cualquier hombre y que se encarna en el primer amor que es la gran madre; la figura poética en que se procesará este sutil abstracto para seguir siendo reproducido en los cuerpos.

*


Previo a la presentación en la Casa de Juan, en el centro de Tlalpan.


Es muy notoria la intensión en la poesía —digamos masculina— de darle a esta ánima el carácter de cuerpo, creyendo que lo que pesará es la carne sobre la memoria: la fisonomía de los huesos. Este es el transcurrir femenino al que todavía nos enfrentamos hombres y mujeres: el limitado mundo de la mediación anatómica.

Y qué es piel de poesía, sino la superficie femenina; qué es el antídoto para una mujer trágica sino una gran cantidad de amor a sí misma. ¿Qué vendría siendo Transversa? Aquí cabe la importancia de esta reflexión y darnos cuenta que Gema está entregando un mapa: un panorama histórico del rol femenino, de esos roles femeninos inexistentes en una sociedad como la nuestra. Las mujeres de cualquier país, la mujer que habita en cualquier parte del mundo, la mujer universal no ha ejercido todavía la oportunidad de crearse otros roles: una personalidad o ideal a su imagen y semejanza, que le concierna, que le convenga, y sobre todo tener el interés para conformar el molde adecuado para sí misma.

Hacia este desarrollo apunta Transversa. Podríamos pensar que peca de “yoísta” el poemario, sin embargo, es más que necesaria esta posición para el crecimiento de una entidad completa. Santamaría habla de los usos y costumbres de la mujer común y corriente, y sin asumirse como tal, explota, se ataca por la necesidad que tiene de conocerse para entonces transversar los caminos que conducen a sí. La poeta nos dice a todos, que a veces para lograr el cambio, y tener más ramificaciones en la mente —ir más allá—, es necesario sufrir una fuerte crisis y tocar fondo. Y si no tocarlo, ahogarse, trastocarnos hasta perder el sentido, ¿y por qué no?, recurrir al suicidio, ser suicida, destruirse para que pueda salir el otro yo, el que no conocemos. Correr el riesgo de quedar incompletos. Gema deja claro que a veces es necesario cortarse la cabeza para cambiar de ideas.

Siendo el mundo tan amplio y complejo, lleno de cosas desconocidas y temas inexplorados, sería triste encontrarnos con una poesía femenina que termine recluida por el amor a cuatro paredes. Ese amor al otro (al mismo) comúnmente al amante. Qué pequeño sería el mundo femenino si quedará encerrado en un corazón de celofán.
*


Como los personajes en busca de un autor, de Pirandello, donde “el teatro dentro del teatro” es una fórmula que expone cómo se relacionan los roles en el escenario de la existencia con el creador de estos papeles sociales, Gema recurre a la misma fórmula, pero desde la óptica que ocupa Chantal Maillard: “el tema en busca de un tema”. El tema quiere salir del tema, trascenderse como objeto. Y el personaje sale de sí para empezar a crear.

“mamá yo no quiero ser bonita,
la bonita al final siempre se muere.
ser frágil es su única proeza”

escribe la poeta para cerrar la reflexión. Por otra parte la hechura de esta poesía transversa, se sostiene del mismo hilo que conduce su poemario anterior antídoto para una mujer trágica, la puntación sin mayúsculas ni separaciones: a la manera de un solo poema segmentado. Mantiene la calidad de su oficio en poemas de imaginativa manufactura: una mezcla de minimalismo con voluntad surrealista desemboca en paisajes cosmopolitas con rascacielos donde los humanos son moscas atrapadas en un cuarto de aire enfermizo.

Se convierte en el ciudadano enjaulado de cualquier metrópoli, se da cabezazos contra la página en blanco. La herida es —escribe en el poema Escarcha— una emperatriz roja que aparece en la hoja como la dama después de ser asesinada en el tablado de ajedrez. Así continúa este camino con logradas imágenes y versos de dolor (¿acaso insensible?, se cuestiona la poeta): pues la muerte se le ha vuelto tan trivial como el café de la mañana.

Anatomía del abismo, Cajita de música, 10:30 de la mañana y aún no estamos listos, brevísimas y visita número tres, son poemas de elegante bordado que al leerlos provocan placer. Gema vuelve a anotar puntos con este bello y nuevo poemario confidencial, donde a pesar de los paisajes compuestos por luces de neón y espectaculares; donde el dolor es moderado y todo sucede en confortable frialdad, también existen atmósferas con aliento misterioso que excita la turbación e incertidumbre, como la que provoca lo desconocido: el manto silencioso con que se envuelve la muerte. Y esto es lo que da magia a su poesía.

Y qué mejor manera de cerrar mi disertación, que con estos versos de Gema Santamaría: “Si hay un moño negro regalando muerte en la entrada de tu casa. Shhhh. Duerme. Cava. Cava. Saca la lengua, lechosa y ácida. Siempre el pozo estuvo ahí. Temblando en un vaso de agua”.

domingo, 29 de marzo de 2009

Menguante*




Adriana Tafoya, Yolanda Aguirre y Óscar Wong,

en el Museo Mural Diego Rivera.



(Días del onanismo poético)


Mujer no seas fiel al miedo: guarda a tu madre en un cajón. YA



Me parece importante comentar sobre el contenido ideológico de la poesía. Aquí tenemos poemas de amor a la naturaleza femenina, y al fin y al cabo, a la naturaleza creadora de sí misma. Al menos, esa era la primera intensión: poemas sutiles y cortos como dentro de un cuerpo multiorgásmico deshojándose libro:

Este libro rosa, a manera de calendario o diario personal, “Menguante”, de Yolanda Aguirre, nos da en sus cincuenta y cuatro páginas una ventana abierta (la de su casa) para mostrarnos su itinerario; una semana que comienza por el viernes para desatar su fin en un jueves medroso, en el cual escribe un poema titulado “seis días y siete noches”.




La intensión fundamental (a manera de propuesta) es entregarnos 28 lunas con sus respectivas emociones, como lo son el miedo, el dolor, la tristeza, la felicidad, los celos. Aguirre, nos regala este su primer libro y hace que surja una pregunta, en este tiempo tan vigente: ¿habría que replantear la poesía femenina?




Lo que es notorio en la poesía de Yolanda, sobre todo en los primeros días de este diario cotidiano, es una sensualidad y sexualidad subliminal, influencia, en parte, de la poesía sáfica, en poemas pequeños, seductores, donde es esencial el cunnilingus a la rosa, la lengua al “Deleite privado” y el erotismo que se encuentra en un hombre que bebe su propio semen. Cito: “Vienes del sueño, me encuentras lechosa, bebes, dejando lagunas en cama, penetras, entre luces de pájaros y árboles”. Hay un erotismo masculino donde la dama llueve y también se convierte en semen; y canta como tal: sobre todo en el siguiente verso, que utiliza a manera de frase o cita: “me enamoré como se enamoran las mujeres inteligentes, como una idiota”. ¿Tiene que ser necesariamente lo femenino un reflejo de la creación masculina?, ¿será el rol femenino creado algún día por las mujeres?







La poeta trata de resolver estas preguntas y nos lleva por su bitácora: logra poemas delicados, redondos, frutales, austeros, y a la vez, jugosos y minimalistas, por así decirlo; los logra por el buen sentido en el acomodo. Versos que coquetean con el aforismo, dentro de una poesía sutil, vivencial y costumbrista que empieza por el fin de semana: el viernes, donde a manera de recetario habla del erotismo del día, nos da la lista de ingredientes para encontrar al príncipe azul y no necesitarlo. Pero para el sábado, el erotismo se transforma en desilusión, en rompimiento, cito: “construí una casacorazón, casa de segunda en segundo piso, pero no fue nuestra, ni siquiera pudo ser amor", o en el poema “La tarea”: “Cuánto afán en un beso furtivo, el fin es tragar la soledad que nos sale por la boca”. Soledad que se vive aún conviviendo en pareja, pues la desolación radica en la mente.




Para el domingo da otro giro, en “Saudosa”, despierta el deseo de la libertad sexual, la libertad de hacer el amor en los autobuses, en el metro, en las calles, en los aviones. “Como un girasol que busca y se apaga tanta comezón en el ombligo”. Se encuentra en estos poemas dominicales, lo contradictorio de la unión y el desprendimiento, del coito y la despersonalización de los seres, sin ánimo propio, sin voluntad, confinados a moldearse engranes para la gran maquinaria sin esencia, cito: “Me canso, sucede y nada tiene de particular, sin reflejo, sucede que no miro, que no me encuentro, sucede y nada tiene de particular”.




La poeta se escapa de sí misma para refugiarse en este poemario sensorial lleno de sentimientos, que quizá fue escrito en “Junio”. ¿Qué nos dice este libro de Yolanda? Que la tristeza es más fuerte que nosotros y no podemos desaparecerla, pues es un virus que corroe la sangre. Sigue el discurso por la pasión triste. El canto sin expectativas de lo que no tiene esperanza, ni espera, cito: “Las ilusiones como los cristales siempre terminan por romperse”. Así, nos hace ver que no hay lugar en este mundo para mujeres frágiles, como lo manifiesta en este poema: “Yo no soy Silvia Plath, ni meteré la cabeza en el horno, no soy Castellanos y electrocutada no moriré, no Anne intoxicada en la cochera, no Virginia ahogada en el río, tampoco en el mar Alfonsina, No, sólo estoy algo triste”. (Y efectivamente, ya no hay lugar para la fragilidad y la tragedia personal en un país donde otros te la procuran).




El discurso poético del domingo concluye con nostalgias sexuales: “No sé que extraño más, si las furiosas embestidas o los besos en la espalda”, escribe Aguirre para presentarnos un lunes que se transparenta lúbrico, bisexual, con cultos cantos a lo fémino, a la llegada del primer derrame, donde somete al género femenino a una exploración del yo fisiológico, del yo anatómico, o al intento de desgarrar el mito del huevo menguado en el vientre: “¿Acaso desconfías porque sangro?”, pregunta en el poema “Menguante”, que da título a este libro.




El martes, a manera de comentarios en la agenda lunar, habla de la alevosía, de los celos, la indiferencia; los poemas se retuercen testimoniales, como en el que lleva por título: “¿Cuántos egos caben en tu yo?”, pero desde la óptica masculina: ¿tendrá que ser el amor femenino resultado de la mutilación del cerebro? ¿Será que el ego de todos los hombres cabe en el “corazón” de una mujer, sabiéndolo acomodar?




Para el miércoles hay una serie de poemas con un deseo tormentoso por alcanzar la belleza; sin embargo nos involucra en una prosa, tal vez a su madre, “Orelia”, pues al parecer es una especie de apéndice secreto dentro del libro, que seguramente la poeta no retiró por ser aún órgano vital, por su valor estimativo.




El jueves toma aire de poesía naif. Habla de manera reflexiva en el poema llamado “Libertad”, que dice: “Ahora para hacerlo, ni le pienso, ¿pero en qué pienso mientras lo hago?, en mi madre soñando con un vestido blanco, de novia inmaculada”. Si replantear la poesía implica cuestionar lo que nos han enseñado nuestra madres, quizá hay no sólo que esconderlas en un cajón, sino varios metros bajo tierra, para que no vengan a invadirnos sus fantasmas, como lo dijo Yolanda el jueves pasado: “Mujer no seas fiel al miedo: guarda a tu madre en un cajón”.

“En seis días y siete noches” todo puede ocurrir, incluso el Armagedón, así como también la poiesis misma de un mundo: este poema a manera de conclusión nos muestra una poesía aún condicionada por la Luna y por la elevada de las mareas. Sin duda este es un poemario para lectoras o lectores, donde el amor y la familiaridad son el eje central de su horario cotidiano. “Espero no olvidar las llaves ni sacar la basura”, recuerda Aguirre antes de cerrar la ventana de este poemario que nos hace reflexionar sobre el peligro que corremos: no vaya a ser que la novia, madre inmaculada, venga por la noche, nos guarde en su cajón, y no podamos salir de él jamás.





*Texto leído en la presentación el poemario de la poeta regia.

sábado, 24 de enero de 2009

Cadáver con ciruelas sobre un lienzo azul

Al que sabe caminar en el frío.

Vibrante
—vibrante humo hierve
índigo azula en las calderas
balcones con herrajes
entre pasillos paredes desteñidas
mojados pasadizos
por escalerillas y desvanes
vibrante azul
en las grasas crenchas
de esta ciudad.
No piensa
es sólo humo vibrante
hidratando los hermosos harapos de la pobreza
sobre los delicados cuerpos del hambre
azulaba
azulaba
entre el polvillo de los libros
las espadas
metal y sangre, todo Eterno se hace polvo
no hay camino oculto
tenemos hambre
en nuestras bocas
son plegarias los insultos,
los silencios son piedad.

Azuloso vibrátil
el humor que cristaliza
dentro de las casas rotas
donde se amortajan
feroces, los amantes de lo feo
tremendistas los malditos, las amargas.

Con los efectos de la mugre, somos otros
un desgarre de lienzos polvorientos.

Será que sólo vemos hacia abajo, como los muertos
sólo nos es permitido mirar hacia atrás.

Azula
—todo azula en plena descomposición
la miseria, en los labios sabe a centavo
a cobre azul
a pan azul y fría anestesia
medio rostro dormido
para reconocer que somos otros
con los rasgos de la anemia, somos otros
pero hermosos, frágiles (como las naranjas
que azulan sus óxidos) para la inquietante belleza del hambre,
soles muertos del invierno, pulpa de cadáveres
moliéndose
—sobre estos ferrosos techados—

nieve de azulada sal
nieva azulada sal.


(Ciudad de México, invierno de 2008.)

NOTA: El poema originalmente tiene otro acomodo, pero el blog no la respeta.